Fotos de comida. Cómo hacerlas irresistibles.

Seguro que todos, o casi todos alguna vez, hemos esperado unos minutos al colocar nuestro plato en la mesa, sacado el móvil del bolsillo y nos hemos puesto a buscar el ángulo perfecto para sacar esas fotos de comida que hacen que todos quieran cambiar su aburrido almuerzo por nuestro apetitoso manjar.

Esta acción hace que redes sociales como Instagram estén repletas de fotos de comida, puedes encontrar millones de perfectos (y no tan perfectos) desayunos, almuerzos y cenas pasados por filtros, por no hablar de los aperitivos. ¿Cómo podemos diferenciarnos entonces?.

En esta entrada vamos a enseñarte las principales claves para hacer en un momento las mejores fotos de comida sin que se te enfríe el plato.

1. Prepara tu composición

Si la solidez de tu comida te lo permite, piensa en la colocación de los elementos y el fondo. No tienes porqué saber emplatar como un chef, basta con un poco de imaginación, visualiza cómo quedan las formas de tu comida enmarcadas en una foto. Y por favor, lávate antes las manos y nos juguetees con la comida, es de mala educación.

Fotos de comida - Bandeja de cupcakes dispuestos en círculo y solo el del centro enfocado
Una composición muy simple, una bandeja de cupcakes dispuestos en círculo y solo el del centro enfocado. Foto hecha con cámara réflex.

2. Haz que se vean los ingredientes

De esta forma añades colores y elementos a la foto. No lo mezcles todo antes de hacer la foto, mueve los ingredientes y separalos un poco si puedes. Esto funciona muy bien con cualquier cosa que comas entre pan y pan. Si te fijas lo hacen constantemente en los anuncios de hamburguesas, los ingredientes se salen por un lado cambiando por completo la apariencia con la que llega a nuestras manos.

Fotos de comida - foto de hamburguesa normal.
Foto de hamburguesa normal.
Fotos de comida - hamburguesa con los ingredientes hacia fuera.
Foto de hamburguesa con los ingredientes hacia fuera. Da un aspecto de mayor tamaño y te entran ganas de cerrarla y comértela.

3. Como siempre, la luz

Hay luces que no favorecen la comida como los fluorescentes o la luz interior, lo mejor es la luz natural. Si la luz viene de atrás o de forma lateral produce un efecto más dramático y las sombras le aportan textura.

Fotos de comida - crepes a la luz.
Montaña de crepes con luz natural. La luz entraba lateral, no había más iluminación que la ventana por donde entraba la luz y el fuego de la chimenea ¿hay luz más natural que eso?
Fotos de comida - Pan en el horno, las sombras marcan la textura.
A veces podemos utilizar incluso menos luz y marcar las sombras que sacan la textura de la comida. Foto hecha con cámara réflex.

4. Contraste de colores

Hay alimentos de todos los colores, los cálidos combinan entre sí y los fríos igual, puedes mezclarlos pero más de tres colores a la vez no suelen quedar tan bien.  Mantén colores neutros al fondo y que destaquen menos que la comida en sí, que es la protagonista. También puedes utilizar colores opuestos de la comida que estés fotografiando en los elementos que la contienen.

Fotos de comida - reparto de colores en el plato
Hemos compuesto la ensalada con los tonos verdes en la base del plato y los rojos y amarillos juntos encima.
Fotos de comida - ensalada vista desde arriba, colores separados.
La misma foto vista desde arriba. Los colores separados entre sí dan un aspecto diferente a la foto, de más orden.

5. Usa varios ángulos

Haz fotos desde varios ángulos y quédate con la que más te guste. Desde los laterales, arriba, abajo si tiene algo de altura.

Fotos de comida - Plato de pasta visto desde arriba.
Nuestro plato de pasta boloñesa visto desde arriba.
Fotos de comida - plato de pasta desde otro ángulo.
El mismo plato desde un ángulo diferente.

6. Disfruta de tu comida primero, retoca y comparte después

Has hecho la comida para comerla, así que haz unas cuantas fotos con estos trucos e inmediatamente después… ¡a comer! es lo más importante. Para después con el estómago ya lleno, incluso después de un breve descanso, modifica los ajustes de tu foto si lo ves necesario, hacer esto es mejor que poner un filtro predeterminado. En UnNaranjo tenemos todo un curso entero en el que te enseñamos cómo editar tus fotos con el móvil.

7. Las formas de la comida y la forma de la foto

Los platos, cuencos y la comida en sí son formas geométricas con las que podemos jugar en la composición de la foto, observa si puedes sacar partido de esto y fotografiar la mesa entera.

Si haces tu foto para subirla a las redes sociales recuerda que Instagram por ejemplo tiene fotos cuadradas y los smartphones disparan en proporción rectangular, si no cambias antes ese ajuste, se recortará la mayor parte del plato.

Fotos de comida - foto de pizza sin recorte.
Foto original sin recorte por Instagram.Los platos redondos con comida redonda quedan mejor fotografiados desde arriba.
Fotos de comida - recorte por Instagram
Foto original con recorte por Instagram.

 

Ya sabes cómo mejorar tus fotos de comida y hacerlas irresistibles. Permanece atento a las siguientes entradas,entra en el blog de UnNaranjo y descubre más trucos y consejos. Nos vemos mañana, bon appétit!

 

Difunde el conocimiento :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *