8 pasos para aprender a editar fotos con cualquier app

0
242
foto bosque hecha con smartphone

Las buenas app de edición de imágenes nos ofrecen una gran variedad de herramientas para editar nuestras fotos. Pero ¿sabemos utilizar todas esas herramientas? Probablemente desconozcas muchas de ellas y te estés perdiendo cómo darle ese toque que hace única a tu foto. No te preocupes, UnNaranjo te dará las claves para editar tus fotos y conseguir los mejores resultados.

No tienes que seguir en un orden concreto los pasos, ni siquiera tienes porqué aplicarlos todos a cada foto.

1. Forma y recorte

Muchas veces tenemos que recortar para adecuarnos a un formato determinado, por ejemplo al formato cuadrado de Instagram. Aunque lo mejor sería encuadrarlas con tanta precisión con la que nos sea posible antes de hacer la foto. Pero si tienes que recortar, evita recortar grandes porciones, puedes reducir la calidad al perder datos de la imagen. Eliminamos lo que nos parece una distracción, para centrar la atención en el motivo principal de la foto. No obstante, un recorte descentrado distorsiona la perspectiva al desplazar el punto de visión.

Antes de recortar podemos enderezar la imagen para evitar distorsionar mucho los elementos que aparezcan en la foto. De esta forma eliminamos «lo que nos sobra» sin cambiar la forma en la que hemos visto realmente al fotografiar.

2. Curvas y tono

La curva es una herramienta con la que podemos ajustar tonos, contraste y luminosidad. Es muy completa para editar fotos. Al entrar en esta herramienta lo primero que vemos son dos ejes. Éstos indican los valores de luminosidad o brillo: comenzando con el negro en la esquina inferior izquierda y progresando hasta el blanco. Podemos mover la curva a distintas alturas, según donde seleccionemos vamos a producir un efecto u otro.

Cerca del eje x, manejamos los negros de la foto, si subimos un poco, las sombras y conforme avanzamos en el eje y los medios tonos, brillos y los blancos. Lo recomendable es empezar a modificar los medios tonos, y luego las sombras y brillos.

Lo más recomendado a la hora de utilizar las curvas es utilizar un sistema de curva en S. Se denomina así por la forma en la que dibujamos la curva. Si las sombras las acercamos más a los negros y los brillos más a los blancos, aumentaremos el contraste de la imagen y un poco la saturación de los colores. Por el contrario, si acercamos más las sombras y los brillos a los tonos medios (curva S invertida), el contraste baja y los colores se verán menos saturados. Hay que tener cuidado de no crear colores muy artificiales si queremos realismo en nuestra foto.

3. Sobreexposición y subexposición

La sobreexposición significa aumentar la exposición a la luz de la imagen, mientras que la subexposición la deja más oscura al reducir la exposición a la luz. En definitiva, estas herramientas aclaran u oscurecen la foto. Lightroom cuenta con la exposición como herramienta, otras apps solo con fotos en formato RAW.

Si queremos sobreexponer en áreas iluminadas, podemos trabajar con las sombras. Y al contrario, si queremos subexponer áreas en sombras, podemos trabajar con iluminaciones. Para ello utilizamos el pincel, de esta manera no estamos abarcando toda la imagen, solo las zonas que lo necesiten.

4. Corregir el balance de blancos

Con el balance de blancos corregimos la temperatura para adecuarla a la luz que teníamos cuando hicimos la foto. Ya te contamos todo lo que tienes que saber el balance de blancos en el blog. Puedes echarle un vistazo antes de continuar para entender porqué es importante.

5. Tono y saturación

Es un método de corrección del color. Con el control tono se puede desplazar toda la gama de colores hacia los rojos y violetas en una dirección o hacia los verdes y azules en la otra. Los cambios se basan en las posiciones en el círculo cromático.

El control saturación modifica la intensidad de los colores.

6. Eliminar ruido

La consecuencia del ruido es la disminución de la claridad de la imagen (si no sabes lo que es el ruido puedes aprenderlo en nuestro curso). El ruido suele ser más evidente en las áreas más uniformes y las sombras. Un valor más alto de ISO tiende a aumentar el ruido que vemos en la foto. El problema es que a medida que mejoramos la resolución de la imagen eliminando el brillo, perdemos detalles. Esta herramienta puede aparecer como «grano de película» en algunas apps.

7. Nitidez y desenfoque

Del mismo modo que las imágenes pueden mejorar con el aumento de la nitidez, se pueden estropear si nos excedemos, porque aparecen unas especie de halos alrededor de los objetos y origina un exceso de ruido. Un exceso de nitidez también puede afectar a la tonalidad de los colores, acentúa el contraste.

Podemos utilizar el desenfoque para resaltar algo que queramos destacar o para que los elementos que estén poco difuminados parezcan nítidos en comparación. Para ello, seleccionamos el área que queremos desenfocar utilizando un tamaño de pincel adecuado.

8. Quitamanchas o clonar

Con esta herramienta clonamos una parte de la imagen sobre algo que queremos eliminar. Es muy útil para borrar algo que no nos gusta o interesa que aparezca en la foto. Te aconsejo utilizar el zoom para tener mayor precisión con el pincel, sobre todo si lo que deseas borrar es bastante grande en proporción con el resto de elementos de la foto.

 

Estos son algunos de los pasos más utilizados con los que puedes editar tus fotos. Si aún no te has decidido a instalar una app de edición te recomiendo que entres a nuestro ranking de mejores apps gratuitas para editar fotos. Sigue atento a nuestro blog y redes sociales, ¡te esperamos en Facebook!

Dejar respuesta

Escribe un comentario
Introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.